viernes, 25 de noviembre de 2011

Ñoquis, albondigas, o como les guste de espinaca y ricotta

Ñoquis, albondigas, o como les guste de espinaca y ricotta

Una receta quizás poco original pero que por ser una pasta de confección no tradicional, muy sana, fácil y económica creo que tiene su lugar.  Seguramente tendrá un nombre que yo no se cual es, así que si alguien tiene una pista bienvenido.
Más o menos esta receta da para unas 4 porciones o 3 muy abundantes.
2 atados de espinaca
500g de ricotta
2 huevos
 queso parmesano rallado
3 o 4 cucharadas de pan rallado
1 taza de harina.
Ablandar las espinacas en una vaporera, o darles un susto 30” en agua hirviendo.
Escurrirlas bien y picarlas finamente.
Mezclar con la ricotta desmenuzada, el parmesano  y los huevos.
Condimentar a gusto (sal y pimienta negra recién molida)
Si la pasta queda muy húmeda agregar pan rallado hasta que se forme una pasta que permita hacer bolitas de aproximadamente 2/3 cms. de diámetro.
Pasar estas bolitas por harina de modo que se cubran ligeramente y reservar en una tabla o bandeja.
Echar en abundante agua hirviendo con sal un par de minutos hasta que salgan a la superficie.
Colar y servir con salsa a gusto (filetto, caruso, etc.) 
Prueben y comenten  verán que valen la pena.
Abrazo, Mario

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Tallarines salseados con tomates secos, espinacas y alcaparras



No se si es original, pero probe esta mezcla de sabores y realmente el resultado es bueno. Creo que vale la pena probar.
Tallarines con Tomates secos, espinacas y alcaparras
Poner a remojar tomates secos (6 orejones por porción aprox.) en un poco de vino blanco
Una vez que se hidrataron bien, cortarlos en tiritas largas y reservar.
Picar finamente alcaparras (cantidad a gusto) y reservar.
 Cortar no demasiado chicas hojas de espinaca a gusto.
Cocinar los tallarines hasta el punto elegido (mejor al dente).
En una sartén grande o wok, poner una cantidad generosa de aceite de oliva. Volcar en el aceite ya caliente los tomates secos y mezclando vivamente cocinar apenas 1 minuto. Agregar las espinacas, las alcaparras y el liquido de los tomates.  Salpimentar.
Cocinar mezclando siempre hasta que las espinacas se ablanden.
Volcar los tallarines en la sartén y mezclar vivamente hasta que se impregnen de los sabores de la salsa. Servir inmediatamente con escamas de parmesano por encima. 
Una delicia por lo menos a mi paladar.
Supongo que las alcaparras pueden suplantarse por aceitunas y seguramente quede muy bien, y algun crocante como nueces, mani, o similares debe sumar positivamente  .
Prueben y comenten si les parece
Abrazo
Mario





martes, 15 de noviembre de 2011

Budin de queso - receta de familia



Los sabores de la infancia nos acompañan toda la vida. El budin que mi madre hace con queso es uno de esos que tengo muy presente y que me recuerda netamente a mis años más mozos.
A partir de un programa de radio en el cual me consultaron por esos sabores que me llevaban a momentos gratos, me salio este del budin de queso, y mama me mando la receta para que la comparta, asi que ahi va ...
Budin de pan y queso.. 

En una cacerola se hierven ¾ litros de leche  y se le agrega una taza de miga de pan hasta que se deshaga bien.- Se baten 3 yemas de huevo con 125 grs. de azúcar, y una vez retirada la leche del fuego se le añaden junto a 50 gramos de queso rallado.- Se baten las 3 claras a nieve y se agregan  a la mezcla uniendo suavemente.
Va en budinera enmantecada o acaramelada en horno mediano a baño maría, por una hora o algo más al horno.-

Espero que les quede bien, que les guste y que lo disfruten

Abrazo

Mario

miércoles, 9 de noviembre de 2011

El Alacran, más que un equipo de futbol


El Alacrán, un laboratorio de pruebas.
Mi equipo de futbol 5 es “El Alacrán”, una sociedad de amigos que nos juntamos dos veces por semana para jugar al futbol, charlar de la vida, hacernos más hermanos, y tomarnos unas cervezas. Una tradición que tenemos es juntarnos cada un par de meses, a veces cada menos a veces cada más, a comer juntos, jugar a las cartas y pasar una noche de fiesta.
La reunión normalmente es en la barbacoa de mi casa y me han concedido por la vía de los hechos la libertad de elegir el menú y obviamente de prepararlo también.  He tratado en todos estos años de a los elementos típicos de estas comidas (asado, achuras, ensaladas tradicionales), incorporarle nuevos ingredientes que enriquezcan la escasa variedad que estos chicos (y no tan chicos) manejan entre sus comidas.  Así fue que hemos comido cebiches, mariscos, han ingresado en el mundo de los agridulces, de los chutneys, en ensaladas más “sofisticadas” con ingredientes no comunes en nuestra dieta, algunas achuras especiales, carnes de caza, etc. etc.
Lo maravilloso es que salvo alguna excepción muy menor, el resultado ha sido bueno.  Hoy reclaman platos y cosas que hace un par de años no soñaban en probar siquiera y recibo de sus familias la consulta de “cómo hice para que a tal le guste tal cosa …. ?”
A su vez este grupo que hoy está dispuesto a probar lo nuevo, se convierte en un laboratorio interesantísimo para probar cosas nuevas o variantes de cosas viejas. Para un cocinero o para quien le gusta experimentar en la cocina, es una herramienta estupenda tener donde probar variantes. Además esta situación enriquece a todas las partes pues cuando alguien descubre  la magia del nuevo sabor, de lo desconocido, de lo exótico, se amplía mucho el espectro de alimentación y claramente mejora además nuestra economía,  pues variar permite aprovechar lo que está en estación, que es mejor y casi siempre más barato.
Entre otras cosas sin dudas más importantes que estas, y a las cuales volveré en alguna otra oportunidad para contarles, El Alacrán es uno de mis puntos de referencia para integrar un plato nuevo o ingrediente a mi repertorio gastronómico.
Un abrazo fuerte …. 
Mario

domingo, 14 de agosto de 2011

Hinojos a la parrilla


Retomo el contacto despues de un recreo que me tome.
Hoy experimentamos con una verdura que no es comun de comer por lo menos en uruguay, el Hinojo. No hay normalmente, pero en estos dias los he visto bastante en las ferias y baratos ademas. Para probar (no me resisto a probar cosas nuevas) compre un par de plantas y hoy al mediodia las probe a la parrilla.
Corte los tallos dejando solo los bulbos. Corte los bulbos en cuartos y los puse a la parrilla con un poco de sal y un chorrito de aceto balsamico por encima a cada uno.
Bastante brasa y los fui dando vuelta y humedeciendo con aceto.
Cuando estaban dorados y tiernos al tacto los retire del fuego, los corte en tiras finas (medio cm.) y los condimente con sal, pimienta, oliva y un chorrito de balsamico.
Al entibiarse quedaron muy buenos realmente. Tienen una textura interesante, crocante y suave a la vez que llama la atención., Además su sabor anisado es único y vale la pena probarlos me parece.
No se si es la mejor forma de hacerlos peero creo que asados son para tener en cuenta.

Un abrazo y prueben que el mundo esta lleno de sabores nuevos por descubrir

Mario

miércoles, 6 de julio de 2011

Bizcochitos crespos .... Una receta bien de familia.

Esta receta me la paso mi madre que la rescato de apuntes de mi padre que a su vez traia esa receta de mi abuela Teresa.
Los bizcochitos crespos fueron siempre tradicionales y algo bien de familia, con gusto a historia, con pinta de cosa "de antes".
Cuando se hacian era mi padre quien los hacía y nosotros los disfrutabamos con un buen cafe con leche.

Paso la receta así como me la paso mamá, y este fin de semana los pruebo de hacer, les saco alguna foto y les cuento como quedaron.

1 kilo de harina
½ kilo de azúcar
5 huevos
1 cucharada de bicarbonato disuelto en un pocillo de leche
2 cucharadas de grasa de cerdo.-
Unir todo, y colocar en asadera, formando montoncitos.-
Horno bien caliente por 10 minutos.-

Una contribución de la familia a la gastronomia nacional y universal ... Jajajaj

Abrazo, mario

sábado, 2 de julio de 2011

Sopa crema de calabaza



Ahora que el invierno por estos sures se afirmo con todo, es la época ideal para las sopas, los guisos, y otros platos calóricos. Es el momento de pensar un poco menos en la figura y un poco más en ayudar a nuestro cuerpo a soportar las temperaturas extremas.
Las sopas son un plato facil, economico, alimenticio y muy reconfortante porque nos restituye rapidamente el calor que perdemos al aire libre.
Una sopa que hacemos en casa seguido porque nos encanta es la sopa crema de calabaza.
Tomar una calabaza linda, pelarla y cortar en cubos la carne de la misma.
Ponerla en una olla con alguna ramita de apio, una cebolla en cuartos, una zanahoria en rodajas gruesas, si sobro un pedacito de morron, alguna ramita de especias que tengan, y en realidad lo que les guste y encuentren en la cocina.
Agregar agua hasta cubrir, y hervir hasta que este bien tierna la calabaza.
Retirar con una espumadera y procesar en licuadora hasta que quede una crema.
Colocar en una cazuela al fuego y salpimentar a gusto.
Agregar un trozo de manteca o un chorro de crema de leche para darle cremosidad a la sopa.
Servir caliente con perejil picado por encima y trocitos de pan tostado con un chorrito de aceite de oliva.
Con un buen plato de sopa así que venga el invierno.
Abrazo
Mario

sábado, 25 de junio de 2011

Bocaditos agridulces de berenjena.

Una preparación simple y por lo menos a mi gusto muy rica.

Queso fundible de buena calidad (muzarella, o similar)
Queso de sabor fuerte (parmesano, queso azul, queso de cabra, etc.).
Pan de molde

2 berenjenas medianas
Higos secos o datiles a gusto


Cortar en 4 rodajas de pan de molde
Poner unas gotas de aceite de oliva en cada pancito y disponer en una fuente para horno.
Dorar apenas en el horno. Reservar.
Cortar las berenjenas en rodajas de ½ cm. de espesor.
Dorar en una sartén con poco aceite de ambos lados, sal y pimienta negra y reservar.
Rallar en forma gruesa los quesos.
Cortar en fetas la fruta.
Armar sobre cada pancito una rodaja de berenjena, luego un poco de la mezcla de quesos rallados, y encima la fruta.
La idea de estos 3 tipos de sabores tan diferentes es eso mismo , generar un contraste de sabores que sorprenda a quien lo pruebe.
Poner a horno fuerte durante 2/3 minutos apenas hasta que derrita el queso.
Servir calientes.
A mi me encantaron, abrazo

Una historia de sopas ...

Una preciosa historia que me manda mi amiga Gely desde Argentina, y que la quiero compartir con todos.



Había una vez, un pueblo muy pequeño perdido en algún lugar del mundo. Las casas eran modestas; una sola planta con tejado, jardín adelante, quinta y gallinero atrás. Los habitantes, como no eran muchos, se conocían muy bien.
Era cerca del mediodía, cuando un caminante llegó a la calle principal. Se veía muy cansado y parecía hambriento.
Divisó la plaza del pueblo. Fue hacia allí y dirigiéndose a todos, pero a nadie en especial, dijo:
- Buenos días. Desde ayer que no pruebo bocado y pasé mucho frío. En realidad tengo un hambre terrible. Quisiera poder tomar una buena sopa. ¡Me muero por una rica sopa!.
 
- Quiere sopa – empezaron a decir los ancianos que tomaban sol.
- Quiere sopa – repetían las mujeres mientras vigilaban a los niños en sus juegos.
- Pagaré un peso por cada burbujita que encuentre en un plato de sopa – insistió el viajero.
Los lugareños, sorprendidos se miraban entre sí.
- ¿Un beso?- preguntó un viejito sordo y de barba blanca, mientras jugaba a las bochas.
- No, no – respondió su compañero. Dijo un peso.
- Si señores, pagaré un peso por cada burbuja de sopa – repetía el viajero.
- Esto es increíble – decían las ancianas. Va a pagar un peso por cada burbuja de sopa !Increíble!
- ¿Alguien saben donde puedo conseguirla?- pregunta el viajero, mirando a todos.
- ¡Yo!, ¡Yo! – exclama Doña Etelvina, una dulce anciana de pelo blanquísimo.
- Señor, le puedo a preparar la mejor sopa que usted haya probado en su vida.
- ¡Excelente!, estimada señora - responde
- Venga Usted a mi casa dentro de una hora. Es fácil encontrarla, está al final de la calle y es la única que tiene portal rojo.
- Muy bien. Allí estaré – anunció el viajero.
La buena mujer corrió a su casa, se puso su mejor delantal blanco.
Fue al gallinero, miró sus gallinas y eligió la más gordita: la bataraza. Sin pensarlo dos veces, la degolló, peló y limpió. Todo en tiempo record.
Luego fue a la quinta, seleccionó las mejores hortalizas y verduras. ¡Ahh…Este año se habían dado tan bien!...
Finalmente colocó una gran olla con agua al fuego y echó todo adentro. Por la chimenea comenzaba a salir un humito...
- ¡Humm... que olorcito tan rico!
Los vecinos olfateaban el aire y comentaban:
- Doña Etelvina está haciendo su famosa sopa...
- ¿Quién se está poniendo la ropa?- Pregunta el viejo sordo.
- Nadie Don Pancho, dijimos sopa, sopa...
El viajero se encamina a la calle principal y mira los portales.
- ¿Portal verde? No. ¿Portal azul? Tampoco. ¿Portal rojo? Si rojo. Aquí está, este es.
¡Toc! ¡Toc! Golpeó sobre el portón con sus nudillos.
- Pase. Pase Usted caballero– dijo gentilmente la anciana.
Doña Etelvina, había preparado una mesa hermosa. Había colocado un bonito mantel, sus mejores cubiertos y un florero con flores de su jardín.
El viajero estaba sentado a la mesa, cuando Doña Etelvina entró con una sopera humeante. La colocó en el centro y le sirvió un abundante plato de sopa al invitado.
Pero, ¡¡OOhh!! La sopa, tenía una sola burbuja. Era enorme, tanto que casi cubría todo el plato.
- Coma, coma por favor – dijo la anciana. No la deje enfriar...
- Exquisita Señora. ¡Muy rica! !Deliciosa!- decía el viajero, mientras se relamía de gusto.
Cuando terminó, dijo:
- Aquí tiene su pago. Tal cual lo arreglamos: Un peso.
- ¿¿Pero cómo?? – preguntó muy sorprendida la anciana. ¡¡Esto vale mucho más que un peso!!
- Mi querida Señora - respondió tranquilo el viajero. El arreglo fue: un peso por cada burbuja que encontrara en el plato de sopa y solo había una. ¡Arreglos son Arreglos!
Refunfuñando Doña Etelvina, tomó la moneda y la guardó en su bolsillo.
 
Pasó el tiempo. Bastante tiempo... y un día, el viajero volvió a pasar por el pueblo. Recordaba la rica sopa que había comido y sentía agua en su boca. Por lo cual volvió a la casa del portal rojo y golpeó.
Salió Doña Etelvina. Estaba más anciana y su pelo era aún más blanco.
- ¿Que desea?
- Una sopa querida señora y pago por cada burbuja un peso. ¿Vuelvo en una hora?– preguntó.
- No, no. Pase y tome asiento, enseguida va a estar – dijo Doña Etelvina.
Fue muy tranquila a la cocina, calentó agua y le agregó un buen chorro de aceite.
Cuando llevó el plato a la mesa, en este se observaban muchas, pero muchas burbujitas.
El viajero la probó y dijo:
- ¡¡ Esta sopa es horrible!!
- ¿En serio?...No. No lo creo, pero Usted de todas formas me tiene que pagar un peso por cada burbuja - dijo pícara, Doña Etelvina. "Arreglos son arreglos". Así que comience a contar las burbujitas.
El viajero pagó sin protestar la sopa más fea que había comido en su vida y la más cara…

martes, 14 de junio de 2011

Pan de Cazador



Hoy cocino con aceite de Oliva, tengo un especiero muy completo con especias de todo tipo, varios cuchillos a elegir dependiendo de la tarea a realizar, ollas y sartenes antiadherentes, conservas varias, ingredientes de óptima calidad en la mayoría de los casos, y la verdad que todo esto hace que en casa nos alimentemos bien, variado y sano. Hoy en el entorno de la flia. vamos de campamento en verano o en otras épocas y cocinamos a campo, al fuego, con una variedad de ingredientes, sabores y técnicas igual o similar a la de nuestras casas. Esto nos lo permite el hecho de que por suerte en nuestra familia todos tengamos acceso al trabajo, y que eso nos da el aire para poder disfrutar de la variedad y la calidad aun estando de campamento.
Pero esto no siempre fue así, hubo épocas (finales de los 70 principios de los 80) en las cuales se pasaba al borde, en las que salíamos 15 días de campamento con la super justa. En donde se comía lo que se podía conseguir y la variación estaba entre los fideos y el arroz, en ambos casos con alguna lata del Chuy o salsa de dudosos ingredientes. Campamentos en donde había una sola olla para cocinar, una sartén y una lata para el agua del mate como batería de cocina. La espumadera y cucharon cuando habían, eran restos o caseros hechos con alambre y una lata de conservas en la punta de un palo. Media docena de varillas de hierro por parrilla y poca cosa más eran los elementos para cocinar que precisabamos. A veces más de 15 personas, con un bidón de 10 lts como fuente de aprovisionamiento de agua que se traía al hombro desde 10 cuadras. Realmente a pesar de todo este panorama, pasábamos bien, la frugalidad de la alimentación y la precariedad del mobiliario, no podían competir con las noches de fogón, el futbol en la playa y la alegría de estar junto a personas que uno quiere.
Pero si hay algo que se destaca de la frugalidad de nuestra alimentación era la ausencia de pan. Si de PAN ¡!!! Con los escasos recursos disponibles, comprar pan era una irrealidad, y a modo de remedo del mismo, preparábamos lo que llamábamos "Pan de Cazador". Este era un elemento que desde el fondo de los tiempos venía en el manual de 3ra. Clase del movimiento scout. Ni más ni menos que un engrudo firme (harina, agua y sal), que amasábamos y estirábamos en forma de largo cilindro, el cual enrrollado en una vara verde iba al fuego hasta que se cocinara. Duro, gomoso, pero con un glorioso aroma a humo y logro personal que sabia a banquete para esas bocas hambrientas. Lo probamos a hacer tipo galletas sobre una lata, arrollado a la vara, en el rescoldo, y nunca creo paso de ser un amasijo infame.
Hoy estoy seguro que ya dominando algunas técnicas más de cocina de campo o simplemente usando alguna levadura, el resultado sería otro, sin dudas mejor, pero nunca sabrá como aquel. Un clásico y contundente ejemplo de que la comida es más que los ingredientes que la componen.
El entorno y las condiciones ambientales son ingredientes tan claves, que definen y condicionan el resultado final, la experiencia sensorial, la recordación de un plato. Por eso cocinar debe ser un placer, un acto que uno debe rodear de cosas agradables. Si cocinamos así, con gusto, con y para otros, el resultado será bueno más allá de si el punto de cocción es el del manual o si la sazón esta justa. Le habremos puesto amor al cocinar, el más importante de los condimentos que se hayan descubierto a la fecha.

Abrazo, Mario

martes, 7 de junio de 2011

Matambre a la parrilla - nuevas recetas de amigos del blog

Comentarios de Gely en la entrada "Matambre vacuno a la parrilla":
Hola: Soy de Buenos Aires. Yo lo hago relleno de mucho ajo y peregil, más zanahoria en listones, espinaca picada mezclada con huevo para que ligue. Huevos duros y condimentos (ají molido, orégano etc.) Se ata bien, se hierve hasta que esté tierno. Se prensa en el "Prensa-matambre" y cuando está frio mi marido corta rodajas gruesas y lo coloca sobre la parrilla al lado del resto del asado. Se tuesta de un lado y del otro (no mucho ehh? tostadito nomás.
Un día de estos lo hago y lo público en mi blog http://comidasconhistorias.blogspot.com
Otra forma: Hervido arrollado con un rico relleno. cuando está bien frio se corta rodajas gruesas y va vuelta y vuelta a la parrilla, un tantito tostado.
Saludos desde la otra orilla
Ahora dos amigos desde el paisito  
Yo lo hiervo en leche y vinagre, cuando esta casi cocido, lo llevo a la parrilla a terminar de hacerse y dorarse, y agarrar ese gustito que solo la parrila nos da....
Con el hervor en leche y vinagre, nos aseguramos que este tierno...
Gonzalo Barlocci
Otra manera de hacerlo a la parrilla es hacerlo arrollad, metiéndole adentro una longaniza cortada en bastones, algunas aceitunas y morrón. Se enrolla y se ata o cose para que no se desarme. Sepone en la parrilla con una olla de hierro arriba para conservar el calor. Brasa, lento e ir poniéndole por encima algún mojo cada tanto. Se lo va dando vuelta y queda muy bueno.  Saludos
Joaquín

Muchas gracias por los aportes. Seguro que ire probando y les cuento

domingo, 5 de junio de 2011

Matambre vacuno a la parrilla

Al final despues de mucho tiempo en que me prometio hacer este aporte al blog me envio mi querido cuñado su forma de preparar el matambre (vacuno) a las brasas.


Ahi va . Es una receta que seguramente los que saben mas del tema podran mejorar o enriquecer.
Debo decir que en realidad no se si es una receta, mas bien es una forma de cocinar el matambre a las brasas y que las veces que lo he hecho, la casualidad a querido que quedara mas o menos bien.
Lo primero es la eleccion del matambre, que hay que tratar que no sea muy "flaco" buscando que sea lo mas tierno posible.
Lo segundo, es que al comienzo de la coccion la grasa quedara hacia arriba.
Tercero, la coccion debera hacerse lenta, rociando la carne con vinagre durante la misma.
Cuando la coccion esta casi terminada se dara vuelta la carne y nuevamente se rociara con vinagre hasta que este a punto.
Bajo ninguna circunstancia se debe dejar pasar la carne de su punto porque seguro va a quedar duro ademas de seco.
Se puede agregar algun condimento durante la coccion y obviamente sal.
Yo en lo personal prefiero solo la sal que permite sentir el sabor real de la carne.
Espero haber hecho una pequeña contribucion al blog
abrazo

Juan Echegorri Rodríguez

Gracias Juancito, y algo que yo no creia es lo del vinagre. Les juro que no queda en lo m{as minimo sabor acido o desagradable. para mi fue un descubrimiento.
Espero comentarios y si surge alguna nueva propuesta o metodo,bienvenido sera.

Abrazo, Mario

sábado, 28 de mayo de 2011

Cebollines en vinagre aromatizado

Encontre hoy en la feria unos cebollines espectaculares y muy baratos. Compre un kilo y les cuento lo que prepare.
1 kg. de cebollines a los que hay que pelar totalmente.


Hervirlos en agua con un tanto de sal y un chorro de vinagre hasta que esten tiernas. Dependiendo del tamaño puede llevar desde 5 hasta 10 minutos. Escurrir


Hervir en una olla ½ lt. de vinagre con 100 grms de azucar, un puñadito de sal, 4 hojas de laurel, un par de ramitas de romero y pimienta negra en grano.


Colocar las cebollitas en un frasco esterilizado y cubrir con el vinagre aromatizado bien caliente.
Tapar y guardar en lugar fresco y oscuro.


Dejar pasar un tiempo antes de consumir. Ya las he preparado otras veces y quedan muy buenas despues de 1 mes, si lo dejamos más deben de mejorara.
Suerte y abrazo para todos.
Mario

domingo, 8 de mayo de 2011

Rebozado a la cerveza

Por temas de trabajo y que me quede unos días sin conexión hace ya casi 10 días que no subía nada al blog, así que tratare de ponerme al día.

Me encanta el pescado, cada vez más, y casi de cualquier forma si es bueno y fresco.
Hay un rebozado que realmente funciona muy bien y que es una mezcla de varias recetas que he visto por ahí y que he recogido y probado. Queda estupenda por lo crujiente y suave que queda. Realmente vale la pena.

Aprox. 200 grms. de Harina
250 cc. de cerveza
1 cucharada de miel
1 pizca de sal
1 clara batida a nieve.

Mezclar la harina con la miel y la cerveza.
Batir hasta que no queden grumos.
Batir a nieve una clara.
Agregar la clara a nieve a la mezcla.
Con movimientos envolventes incorporarla sin que pierda mucho aire.
Pasar el pescado, pollo, alguna verdura, o lo que quieran por la mezcla y freír en aceite bien caliente.
Es mucho mejor si la mezcla esta bien fría.
Queda supercrocante, sabrosa y suave.
Prueben, mejorenlo y compartan ...

Abrazo

Mario

domingo, 24 de abril de 2011

Bondiola de cerdo con hongos salteados en manteca y risotto de boletos.

Una combinación que funciono muyyyy bien ....


 
 

Una cena muy de otoño ....

Esta Semana Santa tranquilisimo en La Esmeralda tratando de usar ingredientes locales nos dedicamos a pasar mal junto a la estufa. Mucho descanso, buena comida, buena lectura y buena música.

Llevamos de Montevideo una bondiola de cerdo de primera categoría. El domingo salimos a recorrer los lugares que ya tengo detectados como "Boleteros" y pude hacer una cosecha buena. Eran pocos y nuevos para secar , así que preferi hacerlos frescos.

Prepare un risotto de "fungi que quedo espectacular, que acompañaba a unos bifes de bondiola a la parrilla que cubrimos con un salteado de los mismos boletos. Todo acompañado por un Cabernet Sauvignon tambien de primera. Un lujete

Las tomas grafican bastante bien esta belleza, lastima no poder agregar el aroma .....

Un abrazo

Mario

Ensalada de cebollas y naranjas

Cebollas coloradas lindas y sanitas - digamos 4
4 Naranjas, de ombligo sin semillas lo mejor, pero estando dulces y jugosas cualquiera sirve.
Sal y Pimienta

Cortar la cebolla en pluma bien finita.
Abrir bien y colocar en un bols.
Pelar 3 de las naranjas quitando bien todo lo blanco.

20 minutos antes de servir, (NO MAS !!!!) cortar las naranjas en rodajas finitas o cubitos o como les guste cuidando que no se pierda el jugo, y ponerlas en el bols mezclando bien.
La cuarta naranja exprimirla sobre las cebollas y agregar el jugo resultante de cortar las otras 3
Dejar que las cebollas se curen en la naranja no más de 20 minutos porque se ablandan demasiado.
Salpimentar justo antes de servir.

Es muy facil, es muy rico, es muy barato.

Se puede pedir más ??????

Abrazo

Mario

miércoles, 13 de abril de 2011

Flan caserito

Mi amiga Isabel me manda esta simple receta de un flan caserito. La receta va del palo de ella que es la defensa de la leche de Normanda (es entusiasta criadora).  Aqui va su receta tal cual la mando. (Yo aun no la probe pero esta semana santa la voy a dedicar a probar algunas propuestas que tengo pendientes y que subire al blog si valen la pena.

FLAN CASERITO
Muy fácil: 1 litro de leche caliente
se vuelca sobre 6 huevos bien batidos con 6 cdas. grandes de azúcar
Se coloca en budinera ya acaramelizada
Al horno convencional a baño maría
En horno microondas a potencia media (evitar que hierva porque se
hacen muchos agujeritos)
Esta pronto cuando se prueba con un cuchillo y sale limpio.
acotaciones: si la leche es de normando queda aún mejor (ja Ja)
Acompañar con dulce de leche casero (receta va en la próxima) o
chantilly
Gracias Isabel, queda pendiente el dulce de leche

Abrazo a todos

Mario

jueves, 7 de abril de 2011

Tarta rápida de puerros de mi amiga Natalia (Kate)

Ingredientes Masa:
2 tazas harina
Royal
Sal
3/4 taza de leche
1/2 taza de aceite
Mezclar en un bol hasta formar bollo.
Dejar descansar y luego estirar de la forma de la asadera a utilizar.

Ingredientes relleno:
1 cebolla
1/4 morrón
2 puerros cortaditos chico
1 huevo
2 o 3 cucharadas soperas de almidón de maíz
1/4 taza de leche
Nuez moscada
Queso rallado
Sal

Saltar cebolla y morrón.
Agregar los demás ingredientes. Mezclar.

Aceitar una tortera de máximo 40 cm de diámetro, colocar la masa y subir los bordes.
Distribuir el relleno.
Espolvorear queso rallado. 20 min. de horno de abajo, y luego dorar.

Doy fe que queda muy bien y parece muy fácil y rápido de hacer.

viernes, 1 de abril de 2011

Otoño, época de membrillos - Membrillos asados



En esta época es cuando podemos encontrar esta fruta en cantidades, a precios accesibles y con la mejor calidad. Son un fruto muy aromático de sabor fuerte que apoya en muy buena forma otras frutas en mermeladas o tartas, como por ejemplo la manzana.  Debemos elegirlos con la piel bien amarilla, sin lesiones, manchas o rastros de machucamientos.
Asados son un postre riquísimo, económico y muy fácil de hacer.

Un par de recetas
                A)  Membrillos en su jalea
2 kgs. De membrillos
1 kg. de azúcar
1 lt. De agua

Lavar los membrillos
Cortarlos por la mitad a lo largo, quitarles las semillas y colocarlos en una asadera.
Agregarles el  azúcar por encima y un litro de agua; introducir en horno regular durante 30 minutos, y luego bajar la temperatura.
Al cabo de una hora de cocción darlos vuelta, dejándolos aprox.  2  horas en el horno.
Cuando los membrillos estén bien cocidos y se haya pasado al color rojo, retirarlos y dejarlos enfriar en la misma asadera para que se forme la gelatina.
               
B) Membrillos enteros asados
                Quitarles a cada membrillo el centro y las semillas con cuidado sin romper la fruta.
                Llenar el espacio creado con azúcar.
                Poner en asadera al horno en fuego medio hasta que estén tiernos y rojos.
                Servirlos tibios.

Por su sabor fuerte y particular se adaptan a servirlos con cremas, quesos o helados que por su sabor y/o temperatura contrasten con el membrillo realzándolo.

Probemos las frutas y verduras que la estación nos ofrece. Son las mejores y las más económicas.

Abrazo

martes, 29 de marzo de 2011

Pollo al curry

A pedido especial de mi ahijada Mariana con la condición de mandar alguna receta para agregar.
Pollo al curry en pan de pita
Para 8 personas
1 kg. De pechugas de pollo sin piel.
3 cebollas medianas
1 morron rojo
1 taza de caldo
4 dientes de ajo grandes
125 mls de crema de leche
1 sobre grande de condimento curry
Sal
Pimienta
Aceite
Trocear en cubitos pequeños de 1 cm. de lado las pechugas de pollo.
Picar finamente las cebollas y el morron
Saltear las cebollas el morron y el pollo hasta que estén cocidos
Ponerle el sobre entero de curry (sin miedo, si no les gusta el curry recomiendo no poner menos sino hacer milanesas o algo asi)
Echar el caldo, salpimentar a gusto y cocinar por algo asi como 20 minutos hasta que reduzca el liquido.
Cuando se haya reducido suficiente agregar la crema y dejar reducir hasta que espese unos 5 minutos.
Servir en medio pan de pita o con una porción de arroz y un buen vino.
Un encanto de plato

miércoles, 23 de marzo de 2011

Morrones agridulces


Una forma muyyyyy  facil de preparar conserva de  morrones (pimientos), ideal para esta epoca en la que estan un poco más baratos y antes que se disparen en el precio.

Ingredientes
1 taza y media de vinagre
1 taza y media de agua
Media taza de azúcar
1 puñado de sal gruesa
Pimienta negra en grano
2 hojas de laurel
1 kg. de morrones


PreparaciónLimpiar los morrones de semillas y nervaduras.
Cortarlos en trozos a gusto. A mi me gustan tiras de aprox. 1.5 a 2 cms. De ancho por el largo de los morrones, pero son gustos …
Poner el agua, vinagre, sal, azúcar, pimienta y el laurel a calentar en una olla hasta que hierva.
Echar dentro los morrones y esperar hasta que vuelva a romper el hervor asegurándonos que todos queden sumergidos.
Cuando vuelve a hervir, envasar inmediatamente cubriendo los morrones con el liquido.
Son riquísimos, en casa nos los comemos con pan así como salen del frasco, y el liquido con un aceite de oliva es muy interesante como aderezo para ensaladas.
En la heladera si fueron envasados al vacío duran bastante si aguantan la tentación de comérselos.
Abrazo. Mario

viernes, 18 de marzo de 2011

Otoño, Epoca de Hongos - Boletos, como conocerlos, como prepararlos


Boleto, hongo de los pinos, hongo esponja, hongo panal. (Boletus Granulatus, Boletus Luteus)
Bastante comunes en algunas zonas del país, siempre alrededor de los pinos o en zonas aledañas a montes de pinos. Muy fácil de distinguir por tener túbulos en la cara inferior de la sombrilla en lugar de laminas. Esto le da una apariencia de esponja amarilla por esa cara.  La parte superior del sombrero es marrón y la piel es pegajosa, de forma tal que es bastante común que tengan pinochas y palitos pegados por encima.
Es un hongo que se adapta para comer fresco, pero especialmente es muy bueno para secarlo.
Realmente, seco despide un aroma espectacular que perfuma cualquier comida en que lo utilicemos.  Obviamente secarlos requiere de un trabajo no menor y de cuidados varios pero el resultado vale la pena. Obtendremos un ingrediente espectacular que durante muchos meses nos permitirá disfrutar de platos de gran calidad por casi nada de costo.  Bastara ver el precio de los boletos secos en los supermercados para valorar el tiempo que le dediquemos a este trabajo.
Como secar los boletos ?
Limpiar los hongos con un trapo apenas húmedo de forma de quitarle la arena o tierra que puedan tener encima.
Quitarle la cutícula superior que suele ser amarga, y también la esponja inferior si el hongo no es nuevo, o está muy mojado y “enchumbado” en agua.
Filetearlo en rodajas de 4/5 mm. de espesor.
Enhebrarlos con una aguja en hilo de modo que cada rodaja no se toque con la contigua.
Secar al aire en días secos – no al sol directo.  Entrar bajo techo al atardecer.
También se pueden secar en el horno con la puerta abierta para que no se quemen o colgandolos frente a la estufa.
Guardarlos en frascos herméticos hasta utilizar. Para consumirlos hidratarlos en agua tibia, aceite o vino.
Frescos los podemos hacer salteados, guisados o hasta en una salsa (aunque para salsas es mejor secos)
De todas las formas excelentes.
Mario

lunes, 14 de marzo de 2011

Otoño, época de Hongos - Deliciosos (Lactarios) a la parrilla.


Se nos viene el otoño, así que de hongos seguiimos hablando.

Hablamos del Hongo Delicioso o Lactario o Níscalo o Hongo zanahoria (Lactarius deliciosus).
Un hongo bastante común en otoño en los bosques de pino, que se vende normalmente en las rutas de la costa y a veces en algunos puestos de feria. Es de color naranja, con tonos verdosos, alcanzando tamaños medios. Su sombrero es cóncavo cuando es joven, volviéndose convexo cuando madura. Su carne es de color naranja casi color zanahoria, y al contacto con el aire rápidamente se oxida en tonos verdosos. Es importante como cualquier hongo consumirlos frescos.  El pie que es hueco en su mayor parte, suele ser muy fibroso en la parte inferior especialmente.
Se adapta para conservas, escabeches, salteados, omelettes, etc., pero a mi modo de ver como quedan mejor es a la parrilla.
Preparación
                El mojo
Ajo bien picado - 1 cabeza mediana a grande
Perejil bien picado – 1 atado
pimienta negra molida, adobo, sal fina, aceite, jugo de limón.
Mezclar todos los ingredientes en un mortero de modo que quede una salsa espesa pero fluida.
   Los Hongos
Cuidar que los hongos estén libres de arena  o tierra. Limpiarlos con un paño húmedo (no lavar).
Cortar el pie de los hongos a ½ cms. del sombrero.
                        Poner sobre la parrilla con el pie hacia arriba.
                        Cubrir con abundante mojo
                        Cocinar a la brasa.

Irán perdiendo agua contrayéndose y cambiando de color.  Cuando los bordes del sombrero se empiezan a curvar hacia adentro están prontos. 
Retirarlos de la parrilla y servirlos calientes con pan, tostadas, galletitas o simplemente al plato, acompañados de un buen tinto. Tienen un sabor raramente parecido a carne asada muy, pero muy rico.
En las frías noches de mayo hacerlos al rescoldo de la estufa es un viaje realmente …..
Si tienen oportunidad no la dejen pasar, pruébenlos y me dicen.
Abrazo
Mario                                                                   

miércoles, 9 de marzo de 2011

Aromatizando aceites


Un recurso bárbaro para facilitarnos la vida y enriquecer nuestras comidas.  Tener aceites aromatizados en la despensa es una forma fácil y barata de ayudarnos a cocinar mejor. Para ensaladas, como aderezo para una pasta rápida, un toque de sabor en una salsa o guiso, etc.
Se puede utilizar el aceite que se quiera o tenga, pero si la idea es extraer y remarcar los sabores del producto elegido es, a mi entender mejor utilizar aceites que no sean de aroma muy fuerte.
El proceso es básicamente siempre el mismo y en realidad es una infusión. Colocar en un recipiente el aceite con el producto elegido durante un tiempo que es variable, hasta que el producto elegido haya liberado sus aromas en el aceite aromatizándolo. En ese momento se debe de retirar el producto filtrando el aceite con una tela fina, y disponerlo en el envase que hayamos destinado.
Una forma de acelerar el proceso de infusionado, es calentar el aceite sin que llegue al punto de freír el producto, y dejar que se enfríe lentamente. De esta forma aceleramos el proceso en forma drástica.
Los más comunes.         Con ajo
                                       Con tomillo, romero, etc.
                                       Con chiles
                                       Con pimientas varias.

La lista puede ser interminable y solo depende de nuestra imaginación y nuestro gusto. Hasta con humo se aromatizan  aceites !!! 

un detalle es colocar en el envase donde se va a  guardar el aceite una rama o trozo del producto que utilizamos.

Siempre se deben de guardar estos aceites en lugares frescos y oscuros.

viernes, 4 de marzo de 2011

Cocinar en el disco - Papas "aplastadas"

Elegir papas nuevas, de cascara sana de tamaño medio y parejas entre ellas (2 por persona).
Lavar bien la cascara.
Hervir en abundante agua y sal hasta que estén casi prontas.
Preparar aparte lo siguiente:
                Mezclar en un mortero Manteca con:
        Ajo, Perejil, Cebolla, Morron  bien picado.
                   Un chile o catalán sin semillas bien picado (si les gusta el picante).
                   Adobo
                   Sal y pimienta negra molida.

Calentar el disco o la plancha. Rociar con un poco de aceite.
Colocar las papas sobre el disco y con un paño o guante para no quemarse aplastar la papa de forma tal que quedando armada se quiebre la cascara y su superficie.
Dorar de ese lado hasta que se forme una costra sin quemarse.
Dar vuelta las papas y poner por encima una porción de manteca especiada.
Esperar hasta que dore y se derrita la manteca.
la manteca le entra a la papa a traves de las grietas que hicimos al aplastarlas dandoles todo el sabor.

Servir inmediatamente.
En caso de no tener plancha o disco se puede hacer al horno en una placa.
Realmente muy fácil, muy rico, y lo mejor de todo es rápido de hacer para mucha gente en caso de tener que servir muchos platos estando al aire libre.
Prueben ….    Quedan realmente muy bien.
Abrazo
Mario

miércoles, 2 de marzo de 2011

Otoño, epoca de hongos - Hongos de Eucalipto en conserva


Hablamos del hongo del eucalipto (Gymopilus spectabilis - Pholiota spectabilis), porque es en Uruguay quizás y sin quizás el más abundante y común de encontrar en nuestros campos, montes,  baldios, puestos de verdura y en la feria.  Es fundamental  que sean frescos, que estén firmes y que no sean muy grandes porque cuanto más grandes más amargos son, y más difícil será dejarlos apetecibles. No tengo dudas que los mejores son los jóvenes y pequeños. Los especímenes más jóvenes tienen el sombrero globuloso, el cual se va aplanando con la edad. Cuanto más domine el color amarillo sobre el marrón más joven y menos amargo será el hongo. Deben ser de carne firme.
La receta para los mismos que comparto, es creo yo la forma que quedan mejor.  Los he probado en vinagre y dado que no son particularmente hongos que se destaquen por su sabor,  realmente el vinagre lo invade todo y personalmente no me gustan.  El Dr. Talice lo define como “comestible de mala calidad, en ocasiones indigesto”, pero a pesar de todo creo que preparándolos con cariño y de la forma que corresponde tienen su lugar en la mesa.
Si los compramos problema solucionado, pero si los recogemos no arranquemos los hongos, sino que cortemos el pie a 1 o 2 cm. de la tierra. Esto ayuda a mantener los mismos libres de arena o tierra,  y además normalmente la base del tallo es más fibrosa y dura.
Ingredientes
Hongos de eucalipto.
                Cebollas
                Zanahorias
                Ajo
                Limon
Hojas de Laurel
                Pimienta negra en grano
                Pimienta blanca en polvo
                Sal
                Aceite
                Vinagre
               
Filetear los hongos al tamaño que se los va a consumir a su tiempo.
Hervir durante 20 / 30 minutos en agua limpia.
Escurrir y enjuagar con abundante agua mientras el agua salga marrón.
Volver a hervir 20 min. en agua pura, escurrir y enjuagar.
Hervir otros 20 min. pero en agua con una taza de vinagre, un puñado de sal gruesa y 2 o 3 limones cortados en cuartos.
Por otro lado cortar zanahorias en rodajas de ½ cm. de espesor, y blanquearlas durante 5 minutos en agua hirviendo con sal.
Filetear muy finos algunos dientes de ajo.
Cortar cebolla en pluma muy fina.
En una olla poner: partes iguales de aceite y vinagre común, hojas de laurel, pimienta negra en grano, pimienta blanca,  el ajo, la cebolla y las zanahorias. Calentar el aceite hasta que llegue a ebullición sin dejar que fría los ingredientes.  En ese momento echar dentro los hongos bien escurridos de la última cocción y continuar cocinando durante 3 a 5 minutos revolviendo siempre para evitar que se queme.   
Apagar el fuego y envasar en bollones esterilizados cuidando que quede bien cubierto de liquido hasta arriba. Antes de tapar echar arriba un chorrito de aceite que forme una capa continua en la parte superior.  Cerrar bien y guardar en lugar fresco.
Dan trabajo pero no hay forma que queden mal, y se conservan muy bien.
Abrazo
Mario

lunes, 28 de febrero de 2011

Verduras a la parrilla - Ensalada tibia


Un clásico ya en la familia.
Una combinación que hasta el momento no tiene de mi conocimiento quien no le guste.
Una esplendida manera de que quienes no dicen gustar de algunas verduras  (ej. Berenjenas) , las coman y las disfruten  (Verdad Martin ¿??????).
Va ….
2/3 berenjenas medianas a grandes, lindas,  maduras pero firmes.
3/4 morrones grandes (mejor si son de colores diferentes por presentación)
6 cebollas medianas
Aceite de oliva
Pimienta negra
Sal
Poner las cebollas sobre la parrilla con mucha brasa, dándolas vuelta a medida que se van cociendo.
Cuando las apretemos y estén blandas por todas las caras,  retirar, dejar entibiar un poco para quemarnos menos, y cortar en tiras finas.
Poner los morrones frotados con un poco de aceite sobre la parrilla, dándolos vuelta hasta que estén bien cocidos por todos los lados (no teman que se queme la piel porque la vamos a sacar).
Cuando estén prontos, retirarlos, dejarlos enfriar un poco y quitarles la piel. Cortar la pulpa en tiras finas
Cortar las berenjenas en rodajas a lo largo de 1 cm de espesor.
Colocar sobre la parrilla con un chorrito de aceite por encima (lo va a absorber todo), sal y pimienta negra recién molida.
Esperar a que se doren, darlas vuelta  también con un chorrito de aceite y retirarlas al estar doradas de ambos lados.
Cortar en bastones de medio cm. de lado o como les guste pero de tamaño que se puedan comer sin cortar y dentro de lo posible de la misma forma y tamaño que las demas verduras.
En un bols mezclar las tres verduras ya cortadas, salar, bastante pimienta negra, rociar con un buen chorro de aceite de oliva (sin miedo que hace bien).
Servir tibia la ensalada acompañando carnes.
Una delicia la verdad.
Abrazo
Mario

jueves, 24 de febrero de 2011

Salsa de brocolis


El brocoli es una verdura que no todos utilizan. Muy rica en ensaladas, pariente del coliflor que tiene mala fama por su olor al cocinarse y por lo tanto hereda de esta cierto resquemor.

Aqui va una variante para el brocoli, y además para una buena pasta o carnes o papas o lo que les surja.

Esta receta más o menos da para 4 porciones de pasta abundantes en salsa

Ingredientes
1 planta de brócoli
            2 dientes de ajo
            1 chda. de manteca
            250 ml. de crema de leche
            Pimienta negra
            Sal
            Queso rallado
            Ciboulette

Cocinar en agua hirviendo y sal  durante 5 minutos las flores del brócoli.
Colar y picar finas a cuchillo o procesar con mixer u otro.
Picar bien fino los dientes de ajo
En una cacerola pequeña, poner la manteca y un chorrito de aceite, calentar
Agregar el ajo y el brócoli picado.
Saltear un par de minutos revolviendo evitando se queme
Agregar la crema y dejar cocinar 3 a 5 minutos después de que hierva, a fuego suave.
Agregar queso rallado a gusto, revolver bien y apagar el fuego.
Salpimentar a gusto corrigiendo sabores.
Servir sobre la pasta, y agregar por encima ciboulette finamente picada.

Queda muy bien ...  por lo menos a mi me parece. Pruebenla y comenten.
Abrazo
Mario